TUVIGÚ

Flor de perejil: sabor, frescura y mucha salud

Banner-Campaña-1300x200

Tratamos hoy de acercarnos al perejil Petroselinum crispum y la flor de la planta aromática que más se consume en el mundo, sin considerar el continente asiático. 2.000 años de historia de cultivo han dado para mucho; De hecho, pasó de ser considerada como planta sagrada con la que se veneraba a los muertos, a planta medicinal y solo por último, como planta culinaria.

Ya en nuestros días, es una aromática que se combina fácilmente con todo tipo de platos. Se pueden diferenciar la variedad italiana de hoja grande, mucho más sabrosa y la variedad rizada más utilizada a modo de guarnición. Acepta una pequeña cocción y, además de frescas, las podemos conservar congeladas previo escaldado o secándolas siendo conscientes que perdemos parte de su sabor.

Las flores y sus posibilidades. Si nos damos el salto a ir más allá de sus hojas, del perejil podemos consumir también otras partes como las flores, los tallos, las semillas o las raíces que nos abren, cada vez más, un abanico de nuevos matices en textura y sabores que se estaban ignorando. Begoña de La Salita en Valencia está realizando un trabajo excepcional a nivel del trabajo con raíces atípicas.

Centrados en la flor, llegada la primavera, la planta tiene tendencia a echarse en flor, los primeros brotes empiezan a despuntar y es el momento de tomar la oportunidad de experimentar nuevos sabores de la planta y sentir una intensidad del perejil mucho más ácida, mayormente anisada y con un ligero toque picante amargo al final.

Las flores agrupadas en forma de paraguas, de color que va del verde cuando son muy tiernas al amarillo pálido muy similar a las flores del apio. Las flores añaden a los matices de sabor, una textura granulosa y rugosa que nos descubren nuevas sensaciones para disfrutar del perejil. Estas sensaciones remanecen dejando un cierto toque metálico que nos recuerda al apio o la zanahoria.

Aprovechar esa intensidad y frescura tanto de flores y brotes es ideal para ensaladas, taboulés con mentas, melisas, estragón, hojas de rúcula y por ejemplo hojas de alguna flor como la de cosmos o los tagetes.

Las semillas se pueden consumir como especia, añadiéndolas a guisos que impregnen la cocina o trituradas junto con otras como los cominos, el eneldo, el hinojo, el propio cilantro o el estragón. Las semillas son muy utilizadas en infusiones dadas sus propiedades medicinales.

Propiedades medicinales. Y es que el perejil, como buena aromática es una planta que cuenta con innumerables beneficios para la salud. Recordar que siempre vamos a hallar mucha más intensidad en la flor. El perejil se caracteriza por su rica concentración en vitaminas C (tres veces más que una naranja), contiene casi seis veces más de vitamina K de la cantidad recomendada por día y además, ayuda a la absorción del calcio.

El perejil es muy rico en fibra, un importante diurético, digestivo, activa el sistema inmunitario, se comporta como potente antioxidante, detoxificante y como regulador de los niveles de estamina en sangre ante un brote de alergia.

Sabor, frescura y mucha salud… una semana más ¿flores para qué os quiero? Y es que ¿cómo no os voy a querer?

Laura López Terrón

Referencias

https://www.jonbarron.org/herbal-library/foods/medicinal-uses-of-parsley

https://www.gardenzeus.com/plants/parsley/

*"Las flores tienen el poder de despertar, en aquel que las admira, su verdadera naturaleza". E. Tolle

www.mijardinsecome.com

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario