HEINEKEN

Montesquius mostró en Tenerife las credenciales de sus excelentes cavas

CAJA_SIETE

Un año después de la celebración de su centenario, la bodega Montesquius desembarca desde el Penedès catalán en el archipiélago canario. La cata presentación, a cargo de Cristina Tierno, directora de marketing y comunicación de la marca, además de sumiller experta formadora en cavas, y de María Giménez, responsable de zona en Canarias, congregó a más de una treintena de profesionales entre los que se contaban periodistas, empresarios hosteleros y chefs de renombre.

Pudieron conocer de primera mano las singularidades de estos exclusivos vinos y cavas producto de largas crianzas y de un exhaustivo trabajo en viña, además de detalles sobre el proceso de elaboración.

Los invitados a la cata fueron recibidos con unos vinos amables de la línea NatureLovers a modo de aperitivo para pasar a continuación a descubrir los cavas mediante una cata vertical que comenzó con el Montesquius viticultura ecológica Reserva 2016 Brut Nature (60% Macabeu, 40% Xarel.lo) y fue a más hasta el exclusivo Montesquius Gran Reserva 1996 Brut Nature (45% Macabeu,45% Xarel.lo, 5%Parellada y 5% Chardonnay), una referencia que no se encuentra ya a la venta pero con la que Montesquius quiso agasajar a los asistentes que pudieron apreciar los múltiples matices producto de una larga crianza reductiva y de la interesantísima mezcla de uvas empleadas en su ensamblaje. Un cava limpio, fino, de burbuja delicada, una característica que comparte con el resto de cavas de la marca.

El segundo paso de la cata, el Naturelovers Reserva 2015 Brut Nature (50% Xarel.lo, 35% Macabeu, 15% Parellada) se presenta en dos tipos de acabado sobre pedido: brut nature y brut. A continuación se sirvió Montesquius Edición Limitada Blanc de Blancs Gran Reserva 2015 Brut Nature (75% Xarel.lo, 25% Macabeu), resultado de 40 meses en barrica que destaca por una burbuja más fina y fundente y por su mineralidad.

El Montesquius Gran Reserva 2014 Extra Brut (43% Macabeu, 39% Xarel.lo, 18% Parellada,) se descubrió como un cava amable, seco pero persistente y con toques ahumados hacia el final. Vibrante, fresco, de burbuja muy fina y ligeramente avainillado, una característica que comparte con el Montesquius Gran Reserva 2008 Brut Nature (61% Xarel.lo, 29% Macabeo, 5% Parellada, 5% Chardonnay) producto también de una larga crianza y que presenta un rosario muy fino.

El Montesquius Magnum Gran Reserva 2004 Brut Nature (68% Macabeu, 32% Xarel.lo. es producto de uvas de viñas viejas macabeu, que lo dotan con matices a piña y pimienta blanca. Resulta idóneo para maridajes con carnes potentes por su complejidad y sus múltiples matices y su burbuja fina e integrada.

Entrando en el mundo de los rosados, Cristina Tierno descubrió el singular Montesquius Edición Limitada Rosé Doré Gran Reserva 2015 Brut Nature (87% Pinot Noir, 13% Chardonnay) un cava de tono sorprendente coralino, elaborado únicamente por el centenario de la bodega delicado, fino y con un elegante punto ahumado.

El segundo rosado, Montesquius Rosado Gran Reserva 2008 Extra Brut (74% Monastrell, 17% Pinot Noir, 9% Trepat) es fruto de una crianza de 5 años. Afrutado, fragante y de buen color, tiene matices de rosa, clavel, mora y una patente acidez.

Finalmente, el Montesquius Gran Reserva 2009 Brut Nature (74% Monastrell, 19% Pinot Noir, 7% Trepat) con crianza real de 10 años y una burbuja fina, fundente, elegante y matices a miel, granada, pomelo, rosas que poco a poco van aventurando la llegada de los frutos secos.

Los cavas Montesquius son, en palabras de Cristina Tierno, “cavas experienciales”, más lúdicos unos, apropiados para armonizar con la gastronomía contemporánea otros, pero ambos muy compatibles con el clima, el gusto y la tradición canarios y con los que se busca introducir el cava dentro de los hábitos sociales diarios del archipiélago, desestacionalizando su consumo.

Entre las características organolépticas distintivas de los cavas de Montesquius destaca la estricta minimización de los azúcares presentes: un promedio de 8 gramos por litro en el caso del brut y 4 gramos por litro en el extra brut, ambos niveles considerablemente por debajo de los límites que establece la normativa.
María Gimenez también matizó: "Nosotros hacemos grandes cavas de estilo elegante, con sapidez que le ayuda en la longevidad".

Montesquius se fundó en 1918 en Sant Sadurní d’Anoia (Barcelona). Fue la familia Santacana, una de las de más raigambre de la comarca, la que inició su andadura en el interesante mundo del vino. Sus productos alcanzaron notoria fama y, allá por los años 60, al despertar el interés del público por el cava, se consolidaron como una de las firmas mejor valoradas del sector.

El 8 de octubre de 1992 se inauguró la ampliación más importante y completa de la bodega, consiguiendo una extraordinaria combinación entre tradición, tecnología y arquitectura. Durante este periodo nació una nueva filosofía, un nuevo proyecto, que cree firmemente en una viticultura exigente, artesana y respetuosa, comprometida profundamente con su entorno natural; que se esfuerza día a día por conseguir vinos excelentes aplicando buenas prácticas enológicas y demostrando una gran maestría en sus ensamblajes.

Además de diferentes estilos de cavas de largos envejecimientos, la bodega elabora tres vinos: un blanco, un rosado y un tinto muy afrutados, como expresión de su naturaleza en el “terroir”.

CORAZON_DE_ESCAMAS
CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario