TUVIGÚ

Es que ni un pelo de tonto: ¡yo como hoy en El Picú!

DUENDE_FUEGO

Al ponerme a escribir esta vez me vino a la cabeza y, no sé muy bien porqué, fragmentos de un tema musical del italiano Franco Battiato (“nómadas que buscan los ángulos de la tranquilidad/entre los claros oscuros y la monotonía de los días que pasan…”).

“Jeito” subliminal este el mío quizá motivado porque de la asociación cocinero de origen italiano y músico (no precisamente al estilo de Battiato) discurre este buen regusto que vinculo directamente con el del pastrami, impecable, que he saboreado en El Picú. Del primero, Carmine Parisi (“Chef Ka”), tan sólo la certeza así pase el tiempo: que allí donde se encuentre y lo que prepare en su cocina va a seducir con ese punto intangible y particularidad que lo caracteriza.

David Amador, alma máter y vocalista del grupo Ni 1 pelo de tonto, ha sido el animador -como lo es en el escenario- de este concepto coquinario directo y diáfano (como lo es también el establecimiento que se ubica muy cerca de la plaza Weyler santacrucera). El día que descendía por las escaleras ya el local estaba repleto (entiéndase que con las estrictas medidas de seguridad frente a la covid-19 y distanciamiento de seguridad entre clientes).

La mano de Parisi en la carta, una vez más, está ahí argumentada: no deja indiferente y ya desde el aperitivo las “aceitunas y vermú” que nos asomará luego a platos sin enrevesamientos y, por el contrario, con una franqueza particular: tanto la ensalada de tomate, cebolla, burrata y plena de aceite de oliva virgen como el referido pastrami, ya saben, la especialidad preparada con carne roja (generalmente de ternera) sometida a proceso de salmuera.

David Amador subraya precisamente que en El Picú hay esmero con la calidad de los productos (en respaldo del local) que degustarán los comensales, extensible a los desayunos de la Casa que es ‘harina de otro costal’ y que se comentará en su momento. El género de cercanía se plasma en otra de esas interpretaciones de “Ka” inspirada en el chicharrón y en estilos que, en la sobrada experiencia del cocinero, abarca desde La Palma hasta la capital donostiarra, San Sebastián (foto de portada).

Aún con la estupenda estela gustativa de la carne llega a la mesa esa tan particular versión del “arroz a la cubana” con el sabroso anticipo de los huevos ‘estampados’ bien visibles en el conjunto. Carmine Parisi lo prepara ante el comensal: se advierten los aromas, melosidad y sabores rotundos, bien ensamblados y definidos como envolventes en boca. Para que no falte el detalle crujiente, uno de los elementos como es el plátano frito se presenta en formato de divertidos ‘tostones’. ¡Qué bueno todo!

La restauración en Santa Cruz pugna por sostener su latido y David Amador-Carmine Parisi, El Picú, muestran sus credenciales para contribuir a esa vitalidad que es bienvenida en la capital santacrucera y en momentos en los que ‘la mano del cocinero’, como sin duda es la de Carmine Parisi, suma más que nunca.

Francisco Belín

Calle Imeldo Serís, 106, Santa Cruz de Tenerife
Teléfono: 922 02 55 35
Menú: restauranteelpicu.com
Reservas: restauranteelpicu.com

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario