De sumiller a somalí (la Sala desde la perspectiva de Chema Vicente)

El sumiller, el sommelier, el de la bodega, el somier y algún valiente un día dijo: que venga el Somalí.  Mira que confundirme con un Somalí… supongo que por lo menos me situaría en la zona vinícola.

Realmente quienes somos… menos el somier y Somali, pueden escoger el termino español o el francés. Trabajar de sumiller es algo más que saber los nombres de todas las bodegas del mundo mundial, tampoco conocer todas las etiquetas y botellas de vino, o destilados, y por desgracia no haber o poder probar todos los vinos (whiskys, ron tequilas, ginebras, cafés, tés,...). “Tampoco ganamos tanto”.

Quizá nuestro trabajo es más sencillo, con algunos pequeños detalles sea suficiente para hacer un buen servicio:

-Principalmente es diferenciar lo que nos gusta o lo que está bien hecho.

-Valorar los vinos calidad precio, no le podemos pedirle lo mismo a un vino de 8 € que a otro de 30 €

-Conocer las zonas, sus variedades. No debemos comparar una variedad, chardonnay de la zona del Chablis, con una chardonnay de Alicante, el terruño el clima nos dará frutos diferentes.

-Escuchar al comensal sobre sus gustos y no intentar ponerle otro vino con “ calzador” como si el no tuviera criterio.

-No debemos jugar con “el bolsillo” de los demás, si nos piden un vino de 25 € le tendremos que ofrecer otro de mismo precio o inferior.

- Saber leer el vino. Si necesita tiempo en botella, si es su momento o si ya está en decadencia.

Y recordar que si las personas ya somos diferentes, nuestro paladar también lo es. y no a todos nos tiene que gustar lo mismo.

Chema Vicente

*Artículo de la seamana pasada. Curiosea en el ENLACE

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario