Crítico de críticos (análisis de Chema Vicente)

Triapavaisor, tripapavaisor… ¡joder, un momento que lo miro en google!

TripAdvisor, ya está… ni lo toco. Ya pronunciarlo ni lo intento (la fonética no es lo mío).
Qué es el TripAdvisor: la mayor web de viajes del mundo, incluyendo un gran blog de información donde el viajero, el transeúnte, el vecino, el apasionando de la gastronomía, el crítico, el no crítico, y últimamente muchos “cocinillas” dejan su comentario. Todos ellos con la mejor intención… dejar su valoración positiva para que sirva de información.

¿Es positiva esta web? Sí, ¿Es negativa?, también, aunque solo sea cuando este “arma” cae en manos de alguien sin conocimientos básicos de cómo se hace la crítica y sin tener unos pequeños conocimientos en gastronomía.

Para no hablar de nadie, “que es feo”, mejor hablar de mí, me divierte más.
En mi local de Wine & Cheese bar, tengo mis excelentes puntaciones, muy buenas, y alguna mala. De las excelentes y muy buenas, solo decir que muchas gracias, de las malas, que tengo que aceptarlas.

Yo no quiero ser crítico, pero sí quiero aportar mi granito de arena o punto de vista sobre TripAdvisor: Señores de TripAdvisor: tenemos profesionalizar al crítico. ¿Cómo lo hacemos?, seguramente ustedes tienen más ideas que yo.

Yo simplemente exigiría un pequeño examen para poder entrar en la familia del apasionado “crítico”.

Más allá de que si me gustó esto o me gustó lo otro…

Si yo dictara el examen, en la primera casilla pondría que detrás de cada local, hay un proyecto, una ilusión, dedicación, quizá los ahorros de una vida, préstamos, paro acumulado, una salida laboral, “autónomos que se parten el alma trabajando, que dejan su vida en el negocio”, que se pasan ahí horas y horas.

Quizá los primeros meses sin cobrar, que no llegas a final de mes, que quitas un camarero para ahorrar… “Que al día de quitarlo se te llena el chiringo“, y te pegas un currazo y dices no sé si hice bien en quitarlo… y que el dichoso barril se termina cuando más apurado estás, “en mi caso el viernes a las 15:15 ¡y qué casualidad!, muchas veces con el mismo cliente…”

Sí, Pedro de León, siempre es contigo.

Que el trabajo nos viene de golpe, que nosotros no decimos: coja número y mire la pantalla, para pagos es la otra ventanilla, que pase el siguiente o que, un momentito, que Chaxiraxi salió.

Que el servicio técnico somos nosotros mismos.

Que no todo es estrella Michelín, ni Masterchef, que por el camino se pelan muchas papas.

Que un mal partido lo tiene cualquiera.

Y que, en definitiva, que seamos conscientes qué criticamos y de qué forma lo hacemos, que a través de una web mundial se puede hacer mucho daño; que mejor dejemos que el cliente nos premie o nos castigue.

Y a ti…, que me dejaste un comentario en el TripAdvisor, que no te gustaba yo, mi acento, mi cara, mi estilo. Yo soy yo, con mis cosas buenas y malas. Con mi estilo, con mi carácter. Que sí, que me puedo equivocar, que en un momento de estrés, agobio y tensión, las personas no reaccionamos igual. Cuando estoy relajado tomando una caña soy más divertido, cuando pago el trimestre también, para cuando termine el préstamo ¡ya seré la Bomba!

Pero tú, que vas a mi chiringo y al día siguiente con la mente fresca, tuviste la sangre fría de escribir en una red mundial, más o menos: “no me gustó la cara de este tío, no vayan y que aconsejas que no pisen mi local, que se hunda en la miseria”…

Solo te digo que tú no eres más "majete" que yo.

Chema Vicente
Cheese & Wine Bar

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario