TUVIGÚ

Recetas para "viajar" a Centroamérica y República Dominicana (primera parte)

Banner-Campaña-1300x200

Yuca, frijoles negros y rojos, maní, arroz, chile, aguacate, cacao, piña o coco son algunos de los alimentos que unen y hacen de la gastronomía de Centroamérica y República Dominicana algo único. A ello hay que añadir el uso de diferentes especias, que, junto con la rica combinación de sabores e ingredientes nativos, dan vida a una explosión de sabor que hace que esta gastronomía sea apreciada por todo tipo de paladares.

En este período a veces difícil, cuando la mejor opción es quedarse en casa, Centroamérica y República Dominicana invitan a todos los amantes de la buena mesa y a aquellos que están descubriendo sus habilidades culinarias a un viaje en el que disfrutar de sus sabores y aromas. Para ello, no necesitarás moverte de casa, ni siquiera de tu cocina. Aquí tienes 8 recetas para llevar una pizca de Centroamérica y República Dominicana a tu mesa.

Chimole - Belice

La gastronomía de Belice es una explosión de sabores debido a las múltiples influencias de los países cercanos a su cocina. Este guiso, muy parecido a una sopa, es de origen maya y muy popular en este país. Está hecho con una mezcla de especias, y el “Recado Negro”, que le aporta un extraordinario sabor ahumado que le da al plato un carácter muy especial.

Elaboración: Desecha las venas y semillas de 10 pimientos rojos y ásalos hasta que se tuesten, dejándolos reposar en un bowl con agua. En un molinillo de especias moler unos clavos, unos granos de pimienta de Jamaica, 1 cucharada de semillas de achiote y media cucharadita de comino. En una licuadora, mezclar 5 dientes de ajo, 1 cucharadita de orégano, 1 cucharada de vinagre de vino blanco, media cucharada de pimienta, una pizca de sal, los ingredientes del molinillo de especias y los pimientos asados. Mezclar todos los ingredientes para formar una pasta/sopa negra y acompañar, según el gusto, con huevos duros.

Enchiladas – Guatemala

Comparadas con las enchiladas clásicas, las típicas de Guatemala destacan por el sabor armonioso creado por la combinación de lechuga, remolacha, cebolla, salsa de tomate, perejil fresco, huevo y queso. El secreto radica en organizar correctamente todos los ingredientes sobre la tortilla de maíz.

Elaboración: Comienza con una hoja de lechuga, sobre la cual se debe colocar una mezcla de verduras de tu elección, entre las cuales no deben faltar la cebolla y la remolacha. Para los amantes de la carne, este es el momento adecuado para agregar carne de res o pollo cortada en trozos pequeños y (al gusto) un poco de salsa de tomate. Para cerrar la enchilada, se coloca un huevo duro rebanado, una buena pizca de queso duro y cilantro picado.

Pupusas - El Salvador

Las pupusas salvadoreñas son tortillas rellenas muy sabrosas y fáciles de preparar.

Elaboración: Necesitarás harina de maíz, puedes mezclar en un tazón 150 g de harina y 75 g de agua. Tomamos porciones de la masa y las amasamos, haciendo formas de cuencos. Estos los rellenamos con un poquito de quesillo y chicharrón o frijoles. Ahora cerramos el cuenco y formamos con cuidado una tortilla gruesa con orillas. Calienta una plancha o una sartén, engrasa ligeramente y cocina cada tortilla hasta que la masa esté bien cocida por ambos lados.

Pescado frito con tajadas de plátano verde y encurtidos – Honduras

Se trata de uno de los platos más tradicionales y que más se cocinan en el país, muy apreciado por su suculencia y textura crocante. Es la comida insignia de la zona norte, su popularidad se debe a la abundancia de pescado en la zona y su exquisito sabor y suele servirse con tajadas de plátano, encurtido, chimol y repollo.

Elaboración: Sazonar el pescado (mojarra, por ejemplo, o alguna otra variedad similar) con sal, tomillo, orégano, pimienta al gusto y consomé de pollo. Colocar la harina en un recipiente hondo y pasar el pescado vuelta y vuelta. Freírlo en sartén con el aceite bien caliente dorándolo por ambos lados. Para las tajadas de plátano, rebanar un plátano verde en láminas de medio centímetro de grosor y freírlas durante 3 minutos por cada lado hasta que queden doradas y crujientes.

A continuación, escurrir con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. El encurtido puede hacerse con muchos vegetales, pero uno de los más típicos es el de cebolla roja y repollo. Se vierte en una cacerola profunda 1 taza de agua, otra de azúcar, 2 de vinagre blanco y 2 hojas de laurel. Llevar a ebullición y, seguidamente, añadir 2 cebollas rojas y un repollo en juliana (pueden incorporar jalapeño o chile) y se retira el recipiente del fuego colocándolo en otro con agua y hielo para que los ingredientes enfríen rápidamente. El encurtido puede guardarse en la nevera y dura hasta tres meses refrigerado.

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario