TUVIGÚ

Flores tóxicas en hortalizas: flores de tomate y familia

Banner-Campaña-1300x200

Retomamos este preciado espacio para seguir muy de cerca el apasionante mundo de las flores comestibles, por lo menos para quien escribe. Hemos pasado ya un año hablando de ellas y esperamos seguir mucho más indagando y descubriendo nuevas posibilidades de este universo.

Empezamos pues, esta “temporada”, poniendo luz a una de las preguntas más recurrentes que se me hace ¿son todas las flores comestibles?.

Parece que puede ser un buen comienzo para esta nueva andadura, para aprender también sobre las flores que no debemos comer, por muy próximas que estén, o por muy bonitas que sean. No todas las flores son comestibles y algunas pueden ser hasta mortales.

La explicación: las plantas avisan con sus colores, formas y sustancias para ser ingeridas una vez y no repetir. Los colores y las formas nos informan y de ahí, la importancia al conocerlas, observarlas y probar antes de servirnos sin mas de una flor.

Para empezar, nos ocupamos esta semana de la familia solanácea y en concreto, de las especies que estamos habituados a consumir diariamente: nos referimos al tomate, pimiento, berenjenas, ajís, guindillas, papas, physalis, tomatillos, …

Curiosamente sus hojas, tallos, flores y en ocasiones, hasta sus frutos en verde son tóxicos. La sustancia responsable de su toxicidad es la solanina. El compuesto que contienen las flores es un mecanismo de defensa para garantizar su supervivencia. Cuando se ingiere, esta sustancia actúa sobre diferentes partes del organismo especialmente sobre el sistema nervioso y el sistema digestivo generando irritación. ¡Que no cunda el pánico! es muy probable que alguien se haya servido de alguna de estas partes, o incluso de comer alguna flor, las cantidades a consumir para alcanzar un nivel de intoxicación han de ser elevados. Ahora que ya lo sabemos, mejor evitar.

Las flores tienen una forma bastante pareja, se trata de estrellas con pétalos soldados en la base que dan forma a una campana y que según la especie varía la forma y el color. Por muchas que den las plantas y por muy bonitas que sean no son comestibles.

Flor de tabaco

La familia de las solanáceas es bastante particular, la toxicidad de sus plantas se viene utilizando desde lo antiguo de diferentes formas y maneras que no es de interés en esta sección. Si queremos mencionar otras especies de la misma familia como el tabaco (nicotina tabacum); el tabaco moro o bobo (nicotina glauca) planta muy venenosa que crece de manera silvestre en Canarias. La mandrágora (Mandragora autumnalis), Datura sp, Belladona (atropa belladona), Burundanga (Brugmansia arborea) o la Copa de oro (Solandra maxima) como las más frecuentes en los jardines y huertos familiares de la isla.

Datura

Descubrir un poco más sobre el mundo de las flores comestibles significa aprender también sobre aquellas plantas que no lo son. Y ser capaces pues, de encontrar nuestro equilibrio.

Una semana más ¿flores para qué os quiero? Y es que ¿cómo no os voy a querer?

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario