El abastecimiento de alimentos, fundamental para la colonización espacial

¿Podrían los futuros habitantes de la Luna alimentarse de peces y mariscos? La respuesta es sí. En este 2021, los astronautas podrían empezar a criar peces en el espacio. Este proyecto forma parte del programa europeo Lunar Hatch, el cual tiene como objetivo determinar si estos podrían criar peces con éxito en una futura base lunar.

Investigadores del Instituto Francés de Investigación y Exploración del Mar (IFREMER) y del Centro Espacial de la Universidad de Montpellier (CSUM) planean lanzar en los próximos meses un nanosatélite (CubeSat) que contenga 200 huevos de peces fertilizados.

En un artículo publicado en 2020, estos investigadores informaron del éxito en unas pruebas realizadas con huevos de peces, concretamente de lubina europea, corvina y diversos mariscos. Estos fueron sometidos a las condiciones de un lanzamiento espacial y sobrevivido a ello. El 76 % de los huevos de lubina y el 95% de los huevos magros eclosionaron después de la prueba.

Otra investigación publicada por la revista Life Sciences in Space Research apunta que los mejillones y los camarones podrían ser una apuesta incluso mejor que la lubina para ser cultivadas fuera de la Tierra.

Sin embargo existen otros desafíos a tener en cuenta, como es el impacto que tiene la radiación en el desarrollo de los embriones durante los vuelos espaciales, así como ralentizar el desarrollo de los mimos para permitir vuelos más largos y que estos no eclosionen antes de llegar a la base lunar.

Carrera por el abastecimiento

La carrera para resolver los problemas que supone la alimentación de una colonia humana en la Luna u otros planetas no ha hecho más que comenzar. La Agencia Espacial Europea (ESA) se ha propuesto instalar una colonia humana en la Luna (Moon Village) en 2030. La NASA tiene previsto regresar a la Luna en 2024 y establecer una presencia permanente y sostenible en 2028. Por su parte, China ya ha alunizado 7 veces en el satélite y Japón también tiene previsto establecer allí una base permanente, aún sin fecha. Por otro lado, Rusia se propone volver a la Luna a finales de este año.

De igual manera empresas como Space X o Blue Origin van aún más lejos y proponen planes para colonizar Marte. Según su calendario el primer viaje se realizará en 2022, pero no será hasta el 2024 cuando tenga lugar la primera misión con humanos.

Todos los programas plantean problemas de abastecimiento. Por ello la ESA se ha propuesto, en esta década, situar una nave espacial o Sapece Gateway en las cercanías de la Luna que funcione como refugio y permita abastecer de suministros tanto a colonias humanas en el satélite como a astronautas en ruta a destinos más lejanos.

Vivir en la Luna o Marte de igual manera que en la Tierra es imposible, por ello, y para conseguir los objetivos marcados, el trabajo de la NASA y de la ESA se centra en el reabastecimiento de alimentos y el cultivo de plantas, así como la cría de peces y mariscos, aunque todavía existen numerosos desafíos tecnológicos para mantener los sistemas de acuicultura en entornos de gravedad reducida.

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario