TUVIGÚ

Caña Santa, 'pincel' gustativo para retocar variopintos guisos

ENCUENTROS

Empieza a ser normal dentro de la anormalidad el que pasemos los días en casa. La cocina se convierte más que nunca en nuestro refugio para cuidar y alimentar nuestro cuerpo y el de los que más queremos.

Hablamos esta semana de la Caña Santa, también conocida en el mundo culinario, especialmente por ser muy utilizada en la cocina asiática por lemon grass. Sus propiedades medicinales son múltiples se utiliza como sedativa, ayuda a bajar el estrés y la ansiedad.

Es analgésica, sudorífica, se utiliza para tratar catarros así como problemas gastrointestinales. Es una planta que nos ayuda a mantener fuerte nuestro sistema inmunitario dadas sus propiedades antivíricas, antifúgicas y antibacterianas. Además, es una planta diurética, ayuda en los procesos de limpieza.

Nos la podemos tomar tanto en infusiones frías o calientes, asociadas a otras plantas como por ejemplo el romero, la salvia o la caléndula. En estos casos, hacemos unos cortes en el tallo para que sus principios activos entren con mayor facilidad con el agua.

Es un ingrediente muy valioso para añadir a nuestras ya conocidas infusiones en vinagre o en aceite que, además de condimento sabroso nos estarán cuidando en salud.

Se utiliza mucho en la cocina asiática para aromatizar platos, así como arroces, currys y sopas. Para ello, se quitan las capas más duras del tallo, se corta en juliana y las partes interiores se saltean al inicio de la cocina.

Para guisos o cocciones más lentas se puede incluir el tallo completo y retirar al final.

Comparte con la lima sus matices aromáticos mediante procesos de infusionado fácil de combinar con las aromáticas mentoladas y trabajar tanto carnes blancas, como pescados o verduras.

Os comparto una receta fácil y muy saludable que además os van ayudar a aportar un toque diferente y divertido a estas semanas de cuarentena.

Sopita hiperestimulante

Ingredientes:

2 dientes de ajo

1 ramita de caña santa

1 buen trozo de raíz de jengibre

1 guindilla picona

1 tallo de apio

Unos brotes – de girasol (modo fideo)

Saltear el ajo, junto con el jengibre, la guindilla y el interior del tallo de la caña santa y el tallo del apio cortado en juliana.

Añadir sal.

Una vez todo bien reogado añadir el agua y dejar que se cocine durante 15 minutos.

Al final de la cocción añadir las flores de cebolla y los brotes de girasol.

Laura López Terrón

Mi Jardín se Come

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

LA_CHACHI
CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario