TUVIGÚ

Caña de la India, una bella planta con muchas aplicaciones

Banner-Campaña-1300x200

¿Y si en lugar de comernos las flores nos comemos las raíces?

Resulta para quien escribe un ejercicio fascinante descubrir que plantas bellas y hermosas que únicamente nos servimos por su estética en nuestros jardines y que en sí esconden, por puro desconocimiento, aplicaciones culinarias con un gran trasfondo cultural en países hermanos del otro lado del Charco. Despertando un mayor placer para seguir comiendo de nuestros jardines, posamos nuestros ojos, esta semana, en una bella planta como lo es la Caña de la India (Canna Indica) conocida también, entre otros nombres como Achira o Bijao.

Planta rústica, de fácil cultivo en la Isla y de origen Precolombino. Se encuentran registros del 4500 AC en el que los indígenas ya utilizaban sus rizomas como alimento. No es que la flor no sea comestible, pero cierto es, que el mayor provecho organoléptico lo encontramos en las raíces.

En este caso, de sus flores nos serviríamos como pura decoración. Serían más provechosos sus tiernos brotes que se utilizan como una verdura. Así mismo, en tierras Andinas, sus hojas sirven para envolver alimentos en la calle de “comida para llevar”, aunque también se hacen referencia a sus hojas como forraje para animales. Las semillas verdes son utilizadas en tortillas y secas para fabricar joyería artesanal.

Pero si hay una parte protagonista a nivel culinario para la planta, éstas son sus raíces. Se refieren a ellas por su sabor como la alcachofa, las podemos consumir crudas en en saladas o cocinadas en puré, gratinadas o fritas. Su cocción es similar al de una papa, aunque lo tiempos son más largos. No obstante, su mayor aprovechamiento es el del almidón contenido en sus raíces y que una vez extraído, se utiliza en platos como quesadillas, panes, galletas, bollos y en la repostería típica de muchos países de Latino América. Rafael Cartay, en su blog, hace un nutrido paseo entre sus diferentes usos y posibilidades en diferentes países que seguro sirven de inspiración.

A nivel nutricional, la raíz es una rica fuente de almidón de alta calidad, contiene proteínas, vitamina C, minerales como el fósforo, calcio y magnesio. Se le atribuyen propiedades diuréticas, cicatrizantes y hasta estimulantes del sistema inmunitario.

Maravillada de las posibilidades y descubrimientos florales, una semana más ¿flores para qué os quiero? Y es que ¿Cómo no os voy a querer?.

Laura López Terrón

Flaura.es

*"Las flores tienen el poder de despertar, en aquel que las admira, su verdadera naturaleza". E. Tolle

www.mijardinsecome.com

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario