TUVIGÚ

Un cheese cake, sí, pero poniendo el alma en ello (Shaila Chulani)

FLOW

La cocinera Shaila Chulani vuelve a procurarnos lienzos gustativos plenos de sensibilidad y armonías con elementos naturales saludables. Universos  coquinarios que interpreta con conceptos y cromatismos espléndidos

Meraki es una palabra de origen griego que se traduce como "hacer algo con amor y creatividad, poniendo el alma en ello" (encuadre al completo de imagen de la portada).

Y es que meraki nos puso directamente el amor en los labios, trayendo besos de la boca del mismísimo dragón. Dicen que si un griego te dice que cocina con meraki no significa que le esté echando algo raro a la comida, sino que lo está haciendo lo mejor posible.

Le está poniendo ganas y mucho amor. Estas tres sílabas en el griego moderno hacen referencia a cuando algo se hace con creatividad, con lo mejor de uno mismo, con mucha 'alma'.

De la misma forma nos han besado. Pues así cedió el dragón. Esa figura mitológica que aparece de diversas formas cual animal, en varias culturas, y siempre tiene algo en común: su fuerza; ése ser que define siempre como difícil de vencer. Guerrero, siempre nos mira con la mirada fija y la mantiene en nuestras pupilas, demostrando su divinidad, su título de guardián para unos y de rival para otros.

En muchas culturas orientales los dragones eran, y en algunos cultos son todavía, reverenciados como representantes de las fuerzas primitivas de la naturaleza y el universo.

Y en eunoia, lograr robarle un beso a esa boca que tanto demuestra, o que nos lo regalen, por la lucha y nuestro vibrar, por guerrear ante cualquier batalla y porque en cada bocado de esa dulce sensación hay un porqué más válido que el ahiṃsā al propio ser, y a seguir siendo.

Meraki: cheese cake de arándanos, arena de galleta salada y gelatina de pulpa de limón con bocas de dragón en flor... y moras.

Arenas de galleta salada en su base, con tropezones de cereales que se han ido desvaneciendo con el tiempo. Esta cheese cake sin una gota de azúcar, refuerza sus curvas y su vaivén con el sabor de la crema de queso y la esencia y presencia de los arándanos que dejan presente su color y su firme aroma.

En su capa más sincera se muestra menos densa, más transparente y más auténtica, pues culmina con gelatina de pulpa de limón con mentoladas bocas de dragón en flor, y moras.

Dicen que en algunos besos nos cuentan lo que el guerrero lleva en su corazón guardado. Y éste decidió dárnoslo, dejando así armas y defensa para una batalla que no era la nuestra. Seamos valientes.

Postdata: A besos entendemos. A veces, no. Y es lo mejor de cada bocado.

@shailachulanichef | Experiencias Gastronómicas

Pruebame con #sellochulani

Otros títulos:

El concepto gastronómico del 'Gaman' con papa violeta, salmón y kumquat

Grato momento "tierra" en especiales encuadres gastronómicos

 

LA_CHACHI

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario