Seguir el "ABC" del aceite de oliva para cada tipo de ensalada

Mezclar sabores y texturas en un mismo plato se convierte en un placer muy sugerente y una práctica que se puede materializar a través de una receta sencilla como es la ensalada.

De arroz, legumbre, verdura, pollo… la ensalada admite infinidad de ingredientes y salsas. Nos encantará acompañarla del aliño tradicional, para el que un buen aceite de oliva virgen extra y un buen vinagre siempre serán buenas opciones.

Pero, ¿sabes qué zumo de aceitunas es el más apropiado para la ocasión? Hay cuestiones que muchas veces ni nos planteamos y de ahí el ABC:  “Aromáticos”, los “Balanceados”, que combinan ambas propiedades”) y con “Carácter”.  Estas son tres claves para para una elección idóneo.

Utiliza aoves del Tipo A cuando los alimentos sean delicados y dulces como los calabacines, los guisantes o la remolacha. También las manzanas, el aguacate, las fresas, las zanahorias, las lechugas y los quesos frescos y suaves.

Recurre a aoves del Tipo B cuando reúnas alimentos de sabores definidos como el tomate, el brócoli o las alcachofas hervidas. Las setas y los pescados, como el salmón o el bacalao, también son buenos compañeros, así como el marisco y el queso feta.

Del Tipo C cuando en la receta utilices materias primas de sabores muy potentes y con mucho cuerpo. Entre ellos, podemos destacar las anchoas o el queso curado o también el ajo, la cebolla y el pimiento.

Fuente: AOLIVE Club

Entrevista con el chef experto Firo Vázquez

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario