Sabroso rollo de espinacas de queso Ricotta y salmón

Esta receta es excelente para recibir visitas y quedar estupendamente. Es sencilla, sabrosa, ligera, original y vistosa. Se prepara una especie de “crepe” de base en la que se enrolla la mezcla de ricota con el salmón y los perfumes de naranja, albahaca y tomillo.

Ingredientes (para 2 personas): para la base del rollo: 3 huevos, 150 gramos de espinacas frescas, 1 cucharada sopera de perejil fresco picado, 25 gramos de queso Parmigiano Reggiano rallado, 1 cucharada de aceite de oliva, sal marina y pimienta negra. Para el relleno: 200 gramos de queso Ricotta, ½ cucharada de café de tomillo seco, ½ cucharada de café de piel de naranja rallada, 1 cucharada sopera de albahaca fresca troceada finamente, ¼ de cebolla troceada finamente, sal marina y pimienta negra, 100 gramos de salmón ahumado en lonchas finas.

Preparación:

Para la base del rollo: pre-calentar el horno a 180ºC. En una sartén, saltear a fuego medio las espinacas con el aceite. Cuando estén blandas, apagar el fuego y reservar. En un robot culinario, mezclar los huevos con el perejil troceado, la sal y la pimienta. Mezclar bien. Añadir las espinacas. Mezclar para que quede una crema homogénea. Extender la preparación sobre un papel de horno colocado sobre la bandeja del horno. Debe quedar una película fina homogénea que cubra la superficie rectangular. Ésta será la base del rollo. Hornear durante 5-8 minutos.
Apagar el horno. Dejar enfriar.

Para el relleno: en el robot culinario mezclar la ricotta con el resto de ingredientes (excepto el salmón).

Para ensamblar el rollo: Extender sobre la base de espinaca de manera uniforme el salmón ahumado. Sobre el salmón, extender uniformemente la crema de Ricotta. Enrollar el conjunto con la ayuda del papel de horno. Enfriar en la nevera durante 30-45 minutos. Servir en rodajas finas a temperatura ambiente.

Fuente: Raquel Marín, neurocientífica.

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario