Receta de panecillos de salvado de trigo y harina de anacardos

Estos panecillos se basan en una receta que me pasó mi amigo el periodista Enrique Hernández. Se preparan a base de salvado de trigo y harina de anacardos en cinco minutos. El salvado de trigo es rico en prebióticos (arabosilanos) y fibra insoluble que modula la microbiota intestinal. Tras hornear durante 30 minutos, los panecillos quedan crujientes por fuera y jugosos por dentro listos para consumir.

Ingredientes (para 2 personas, 4 panecillos): 1 taza de salvado de trigo, 1 taza de anacardos crudos molidos (se pueden moler hasta que quede una harina en un molinillo de café), 1/2 cucharada sopera de vinagre balsámico, 1 pizca de sal marina, 2 claras de huevo, 1 cucharadita de café de, levadura seca sin gluten, 2 cucharadas soperas de agua tibia, 1 cucharada sopera de nueces de pecana troceadas, ½ cucharada sopera de semillas de sésamo al natural.

Preparación: pre-calentar el horno a 180ºC. En un bol, mezclar el salvado con la sal y la harina de trigo. Mezclar. Incorporar la levadura y el agua.
Mezclar. Incorporar las claras de huevo y el vinagre. Mezclar para que quede una pasta. Por último, añadir los trozos de nueces pecanas y el sésamo.
Mezclar homogéneamente. Hacer 4 bolitas en forma de panecillo oblongo. Colocar los panecillos en una bandeja de horno sobre un papel de horno.
Hornear durante 30 minutos a 180ºC hasta que los panecillos queden dorados. Si se quieren reutilizar más adelante, se pueden volver a hornear ligeramente para recuperar su textura crujiente.

Fuente: Raquel Marín. Más de sus recetas: Saludables filetes de pavo con pepino flambeados al ron

Alimentos con propiedades protectoras para la neuronas

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario