¿Qué tiene la cerveza que no pueda ayudar a sostener una dieta sana?

De partida, se trata de una bebida fermentada, elaborada a partir de ingredientes naturales (agua, cebada y lúpulo), con bajo contenido calórico y numerosos nutrientes. Según estudios específicos, el consumo moderado de esta bebida y acompañado de alimentos puede tener efectos positivos para el organismo, siempre que se trate de individuos adultos y sanos.

En principio no tiene por qué afectar al peso o a la composición corporal, desmontando así el mito de la “barriga cervecera”. Por otro lado, existen numerosas evidencias científicas sobre los posibles efectos beneficiosos del consumo moderado de bebidas fermentadas (cerveza, vino, sidra y cava) en la salud cardiovascular por su contenido en antioxidantes naturales, entre los que destacan los polifenoles.

Finalmente, se apunta a que hay que tener en cuenta que los  de estas bebidas se observan únicamente cuando el consumo es moderado y responsable, por parte de adultos sanos, en el marco de una alimentación equilibrada.

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario