TUVIGÚ

Preparar la reapertura con cabeza fría

Banner-Campaña-1300x200

Pablo Javier Varona, veterinario y consultor en seguridad alimentaria desglosa en este escrito las pautas a seguir ante las próximas fases de desescalada.

En las últimas semanas ya se ha comenzado a pensar en el regreso a la actividad de los miles de negocios de hostelería que hay en España. Los propietarios empiezan a echar cuentas de vértigo entre reducciones de aforo, inversiones varias, separaciones físicas, etc. que hacen dudar a veces de la propia viabilidad económica de los establecimientos.

Vivimos en una época en la que la información y la desinformación está al alcance de nuestros dedos en segundos. Basta entrar en cualquier red social o en chats de whatsapp o telegram, por ejemplo, para ver el nivel de confusión y oportunismo que existe.

En momentos de incertidumbre como la actual, una mala decisión puede ser letal para la supervivencia de los negocios por lo que es recomendable mantener la cabeza fría y hacer una correcta evaluación de nuestras necesidades. Además, estar pendientes de la legislación que se establezca al respecto.

Llegan consultas sobre la instalación de mamparas, reducción de aforos, sistemas de desinfección. No es una lucha donde una solución única sea la solución. Habrá que hacer un enfoque integral, teniendo como objetivo la protección de los clientes y del personal, evaluar las posibles fuentes de contagio y establecer medidas preventivas y de protección.

No se descarta a priori ninguna de las soluciones que están aportando empresas de EPIS, limpieza, mamparas, etc. Todo suma; pero, insisto, hay que tomar decisiones con la cabeza fría, con la legislación (si la hay en su momento) en la mano; correctamente asesorados desde un punto de vista integral, higiénico-sanitario y de prevención de riesgos laborales.

Hasta el momento no he citado al virus responsable del cambio brusco que nos ha supuesto la pandemia, pero el SARS-CoV-2 va a estar con nosotros un tiempo o para siempre, con mayor o menor incidencia. Está por ver si es estacional, si perderá infectividad o si dispondremos de vacunas en el medio plazo. Todo ello va a influir sobre las medidas que debamos adoptar. Tanto en los establecimientos como en nuestras vidas particulares.

Por ello, al enfrentarnos al un peligro biológico que afecta a la salud de la población, sería necesario apoyarse en profesionales de la seguridad alimentaria, que son los más habituados con las normas higiénico-sanitarias de los negocios de hostelería para afrontar decisiones, también con una visión de prevención de riesgos laborales.

Es fundamental que todo el personal conozca y tenga información sobre el COVID-19, los riesgos, las medidas de protección y preventivas para evitar contagios en su ámbito laboral y en su relación con los clientes.

Quiero insistir en el mantenimiento de la cabeza fría a la hora de tomar decisiones, contar con el asesoramiento preciso y establecer una correcta implantación de las medidas adoptadas.

Pablo J. Varona Cabrera, Veterinario

Seguridad e Higiene Alimentaria, Prevención de Riesgos Laborales.

[email protected] 

 

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario