Plantas aromáticas para comidas veraniegas creativas y saludables

Agosto va avanzando planteándonos otros hábitos debido al virus y, a la par, cada vez somos más conscientes de la importancia de cuidar nuestra alimentación, servirnos de las propiedades, por ejemplo de ramos comestibles, nuestro salvavidas para las digestiones.

Ya vivimos esos ratos veraniegos, quizá comidas copiosas, los excesos que también nos podemos permitir en nuestros merecidos días de descanso. Las plantas aromáticas se pueden convertir sabrosas y saludables alidadas sobretodo por sus propiedades digestivas. Constituyen una rica fuente de antioxidantes, propiedades antimicrobianas y son potenciadoras del sistema inmunitario; asimismo activan nuestro sistema nervioso.

La base de nuestra salud comienza por la digestión. Ya el sabio Hipócrates decía, aquella frase tan vital, que hoy sigue en boga "Que tu alimento sea tu medicina y que tu medicina sea tu alimento". Sensaciones de hinchazón, gases, ardor de estómago, úlceras, indigestión son algunos de los síntomas que indican que se está pasando por una mala digestión. A veces, se pueden llegar a tener tan normalizados estos síntomas que uno ni se da cuenta.

Así pues, aventurarse a un mayor consumo de plantas aromáticas en nuestra cocina, no va ser solo un acto de "curarse en salud". Utilizar las plantas aromáticas y especias en la cocina, nos permite también viajar a través de la cocina, aportando matices exóticos, étnicos, divertidos, sorprendentes que rompen la monotonía de la cocina.

En la lista de plantas aromáticas que no han de faltar, que encontramos con facilidad en la isla y que fácilmente se pueden combinar en las recetas: romero, tomillo, salvia, mejorana, perejil, apio, cilantro, albahaca, hierba huerto, melisa, ajo, pimienta, jengibre, cúrcuma,caña santa o lemongrass…

 

Poniéndonos manos a la masa, las aromáticas leñosas como el romero, tomillo, la salvia, la mejorana, la caña santa (tallo interno) sacan su mayor expresión cuando se añaden al aceite caliente. El golpe de calor les permite soltar todas sus propiedades en el mismo aceite. Tras ese primer golpe de calor, el resto de aromas y sabores se irán incorporando a lo largo de la cocción.

Las aromáticas de hoja más fresca como son el apio, el cilantro, el perejil, la albahaca, el cebollino, la hierba huerto o la melisa se han de incorporar mejor al final de la cocción para que el calor no haga que sus propiedades se desnaturalicen. Este tipo de hierbas son deliciosas por ejemplo en pestos, mojos, taboulés, ensaladas, solas o mezcladas.

El cultivo de jardines comestibles nos invita a jugar, crear, a dejar que la inspiración fluya creando ramos que, no solo entran por los ojos, sino que sus aromas te abrazan y sus sabores te hacen vibrar en la cocina. Una vez las hierbas en tus manos, puede que solo las admires, pero también las puedes secar, infusionar, macerar en vinagres, consumir en fresco, en ensaladas, como aliño, aliadas y compañeras de carnes o pescados o simplemente, majadas en  tu mojo favorito.

Laura López

@Flaura.es

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario