Pese a los calores, bien valen unas ricas y agasajadoras potas en salsa

Ni se sabe de cuándo aparece un guiso, verdadero estandarte, pero desde luego es innegable que, de evidente origen de los marineros, tantas y tantas familias isleñas se impregnaron de aquellos compuestos mágicos de nuestras madres y abuelas, aunque padres y tíos también se afanaban en estos derroteros, a veces para acompañar las partidas de envite en los garajes junto a las garrafas de vino.

Una vez limpias como Dios manda, se trocean todas, incluyendo los rejos. En la sartén –para un kilo de molusco (gráfico cortesía Pellagofio) - se fríe una cebolla grande o dos medianas bien picadas, un pimiento en lasquitas y un tomate, también grande, pelado, despepitado y machucado, mientras se sofríe, con el borde de la espumadera.

Cuando el sofrito esté a punto, se le añade un majado basto –no hace falta esmerarse- de ajo, sal, tres o cuatro granos de pimienta negra y una punta de cominos. Se revuelve bien y se echan los pedazos de pota encima con un fisco de pimentón.

Vuelta a revolver y, en seguida, se rocía todo con medio vaso de vino tinto y la misma cantidad de agua, así como un chorrito de vinagre.

Se le suma a todo ello, que debe desprender en estos momentos aromas primorosos, un pisco de tomillo y una hoja de laurel, y se tapa el caldero hasta que los cachitos del molusco estén blandos como para hincar el diente, Cuidado con el tema de la sal, que puede ser traicionero.

Para acompañar las potas, para gustos isleños se hicieron colores y tanto vale un arroz blanco, que empapa la salsa que es un gusto, como papas hervidas o arrugadas.

No hace tanto de esto, muchos pueden recordar las furgonetillas con megafonía que proclamaban con expresión neutra la frescura de las capturas del día: “¡Hay potas señoras! ¡Potas fresquitas! ¡Son de hoy! ¡Potas, potas! ¡Hay potas!”. Y se formaban remolinos de gente para comprar.

Fuente: "Recetas antiguas de Canarias" (Editorial Kinnamon), Francisco Belín

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

  • If you are wondering how to write my paper cheap, the answer is a lot simpler than you may think. The very first thing you want to do is decide what type of paper you desire and then begin making some notes. Write down everything......

  • Most students that are preparing for college exams and getting degrees would rather study for their classes using urgent essays. Some pupils see this informative article prompts as a time sink, but for many others, it's about enhancing their craft. There are ways that you......

  • Piezas fotográficas y audiovisuales que contribuyen a potenciar nuestra información gastronómica, también en la faceta del entretenimiento. ...

No existen comentarios

Publicar un comentario