HEINEKEN

Incursión por la Ciudad (Real) de las cañas y tapas

CAJA_SIETE

Antes que nada, remarcar que esta capital manchega está a tiro de piedra de Madrid y va a propiciar un ambiente comercial y de tapeo muy agradables.

Tanto como si vamos a la capital de España y hacemos un hueco para el salto en un Avant o lanzadera (Alta Velocidad), que cubre el trayecto en 50 minutos, como si nos cogemos un fin de semana o varios días de asueto, Ciudad Real ofrece un estupendo repertorio gastronómico que se basa, en buena parte, en “ir de cañitas”.

Cada cerveza tiene su tapa y, entre ellas, representantes de los platos manchegos como las gachas, las migas o el pisto. Mucha “birra”, como se ha dicho, cocina de bocado (de raíz -como las migas tradicionales de la foto- o más vanguardista) y colofón de las copas en la gran manzana del Torreón o la Plaza Mayor.

De lo génerico a lo puntual. En este enclave manchego, la ciudad misma, hay una actividad inusitada, como ya se dijo, de “ir de cañas”. Todos los bares, tascas, gastros, te acompañan la cerveza, el vino, el vermut,… con una tapita marca de cada casa. Ahí están, por ejemplo, las indispensables berenjenas de Almagro (foto).

Teniendo en cuenta que es una fórmula muy agradable de pasear (desde la Plaza Mayor es una decisión muy acertada) y picotear, de partida se sugerirían los siguientes establecimientos (a excepción de posibles cierres de actividad).

-El Ventero (cocina manchega tradicional, gachas, migas,…). Plaza Mayor.
-Bar La Fuente (tapas muy agradables con inspiración manchega en croquetas de ciervo, fish and chips, calamares rebozados,…). Plaza Mayor.
-Carmen Carmen (gastro moderno de aceptables propuestas creativas. También es restaurante). Calle Toledo; muy cerca de la Plaza Mayor.

-Gavinadas (sitio de ambiente donde se puede disfrutar en el interior y exterior, con tapas muy finas y gustosas –‘fenómenas las papas revolconas-, y un vermú madrileño buenísimo). Plaza del Pilar.

-El Trini (clásico entre los clásicos, cercano a la Plaza del Pilar y también al Mercado. Aquí se pueden tomar ostras, gambas, revueltos,… Clásico). Cercano a la Plaza del Pilar.
-Tentempié (este me gusta mucho y también es restaurante. Muy fino en risottos; buena mano del cocinero). Zona Larache.

En la zona del Torreón hay tascas, restaurantes, en los que se puede disfrutar. Entre ellos, no está mal el Pura Cepa (cocina con una vuelta de imaginación) y Torre del Mar (este ya clásico con buenas frituras) o, porqué no, unas migas manchegas (foto).

Ya en lo que concierne a restaurantes, voy a sugerir estos y por orden de relevancia:

-Latitud (del chef Diego Morales, es el más claro intérprete de una cocina manchega modernizada y se ha llevado los títulos de certámenes de tapas en los últimos años; genial el pisto y huevo a baja temperatura y el paté casero de perdiz). Zona calle de La Mata.

-Doña Croqueta (con un chef vasco muy peculiar, las croquetas –se puede intuir- son fenómenas y ahí se puede comer tipo rodaballos a la brasa, lubina, lomo de orza,…). Zona Ronda de Ciruela.
-Saly (la subcampeona de TopChef ha abierto un sitio curioso; cerca del hotel NH, en el centro. Al lado hay un espacio muy agradable de tapeo, Las Vueltas).

Para cerrar, a mí me gusta mucho, cerca de El Torreón, un lugar de inspiración irlandesa que sirve unas pintas de cerveza y whiskys geniales, el Deicy Reilly. El ambiente es agradable).

CORAZON_DE_ESCAMAS
CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario