TUVIGÚ

Grato momento "tierra" en especiales encuadres gastronómicos

Banner-Campaña-1300x200

La cocinera Shaila Chulani traspasa fronteras hacia formidables sensaciones gastronómicas y equilibrios con elementos coquinarios como ya desarrolló en su artículo inaugural basado en el concepto 'gaman'.

Esta vez nos deleita con 'Petricor', momento 'tierra': arroz integral con granos de soja, especiado con semillas de cebolla, mango fresco y cebolla confitada al comino. 'Petricor' -explica Shaila- "es el término que hace referencia al olor que produce la lluvia al caer sobre suelos secos".

Huele a lluvia, desde dentro, a tierra mojada.  Todos necesitamos un momento “tierra”. Quiero decir, ese momento del día en el que el pecho necesita llenarse de aire fresco, que la brisa te acaricie la mejilla, poner los pies desnudos en el suelo, la arena, meter las manos en la tierra y sentirla húmeda y llena de vida…

El olor a hierba recién cortada, el sentimiento de los ojos de un felino mirándote a los ojos y el calor de un sol que no deja de dorar tu piel mientras tu caminas bajo algún árbol con fruta fresca. Naturaleza, y los cinco sentidos al 100%, ese gaman que nos llevan al centro de la tierra y nos recuerdan cómo cuidarnos y cómo querernos.

En esencia, colores cálidos y una fusión de todo eso que nos llega al corazón, en sabores y presencia, comer con las manos y disfrutar al máximo de cada textura y cada razón: arroz integral con granos de soja, especiado con semillas de cebolla, mango fresco y cebolla confitada al comino.

Comenzando con cebolla, ajo y puerro en el fondo, algo de grasa y muchísimo cariño, y es que la base es siempre lo más importante para conectar y lograr nuestro objetivo.

Un toque de cúrcuma al gusto (foto bajo este párrafo), igual que con el curry, la cayena y el pimentón, aunque es seguro que estos dos últimos brillarán más en menores cantidades. Hora de añadir el arroz integral junto con la soja, todo crudo, y remover con energía, mojar y agregar las semillas de cilantro, y así, terminar la cocción con mimo, para lograr ese meloso que en ocasiones nos hace falta.

Cual paleta de colores bronces encontramos otra cebolla, que un principio fue un lienzo en blanco y hemos teñido con comino en polvo y la mitad de sabor panela. Y aquí, y como dice la canción:

“A fuego lento revoltosas
caricias que parecen mariposas
se cuelan por debajo de la ropa
y van dejando al sentimiento,
amor forjado a fuego lento.”

Completamos ese meloso con las semillas de cebolla. Acompañado de mango fresco por un lado y confitura de cebolla al comino por el otro. Hojas de tu menta favorita: hierbahuerto o hierbabuena, menta melisa, o piperita, en conjunto con esas especias que, a mí, tantos días como sueños, tantos sueños que no acaban, me llevan a vivir ese momento que ahora tanto me hace falta.

Shaila Chulani | Experiencias Gastronómicas 
 
FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
1 Comment
  • carlos
    Publicado el 13:30h, 07 mayo Responder

    Me gustó mucho el artículo de esta cocinera tan guapa, parece que sabe hacer y además le pone mucho sentimiento y pasión.

Publicar un comentario