Frutas exóticas, verdadero tropel de sabores inimaginables

Frutas exóticas que ni sospechábamos que existieran y que muestran cualidades de calado como elementos que, en gastronomía, pueden marcar la diferencia en un restaurante. Frutales, además de asombrosos, aptos para muchas dietas saludables (foto de portada, acopio en La Palma del chef Pedro Hernández, El Duende del Fuego).

A la vista, conjunto impactante, maravilla cromática. Por ejemplo, con la fruta del pan se pueden preparar chips que son de los mejores que se puedan probar; también para ensaladas, cremas, zumos, algunas salsas –según tipología y temporada–. Algunos cocineros concilian amplios conocimientos y dan otras salidas que evidentemente a la mayoría ni se le pasa por la cabeza.

Pues bien: vamos a deleitarnos con la citada fruta del pan; la nanjea o jackfruit, con sabor intenso algo así como de piña-plátano-mango; la atemoya verde y roja, de las mejores frutas exóticas del mundo por su sabor; el mamey colorado, que en Canarias aumenta el sabor porque se desarrolla más lentamente; espectacular la guanábana, formidable para zumos saludables; y, cómo no, la carambola, al natural, pero que está muy buena asada.

Sigue el ENLACE para disfrutar de uno de los vídeos de huleymantel acerca de esta riqueza gastronómica natural.

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario