TUVIGÚ

Flores de Carnaval: violas y pensamientos

 

 

 

A comienzos de cada semana y en la sección de Gastrosaludable de huleymantel.com, Laura López ofrece las características de especies que crecen en la Finca de Gracia de Tacoronte. La riqueza en el uso de la restauración es inimaginable pero sí existen observaciones que la experta y alma mater de Mi Jardín se Come detalla a continuación. Advierte: "Toda la información compartida se hace a título informativo, no pretendo dar consejos legales o médicos".

Metidos ya de lleno en los Carnavales, aprovechamos también estas líneas para hablar de disfraces, o mejor escrito para tratar de flores que se disfrazan para llegar a su mejor fin, la reproducción.

Nuestros protagonistas esta semana son los pensamientos y las violas viola sp. Las más chiquitas de carácter silvestre y las más grandes pensamientos resultado del proceso de hibridación realizado por el hombre a lo largo de sus ciclos de vida. Su nombre, parece ser dado por la posición “meditativa” en la que se dispone la flor en planta.

Para llegar a entender el diseño que va más allá de una bella flor, se ha de pedir al lector que se detenga por un instante y observe dicha flor con una visión apical, como si se tratara de una abejorro. A modo de visión ultravioleta, el acercamiento a nuestra flor conformaría la silueta de lo que podría ser la parte superior de otra abeja sobre la que irresistiblemente desearía posarse. Esas líneas marcadas y manchas marcadas de los pétalos inferiores son las que definen el cuerpo del insecto, las superiores que la contextualizan y, como no podría ser de otra manera, el centro de la flor se encuentra el néctar y su polen.

Aterrizamos de este viaje del que espero que se pueda entender la magia y la lógica natural que conforma el diseño seductor de esta preciosa flor.

Es una flor para llevársela a la cocina y sobretodo aprovechar sus virtudes sensoriales. Sus colores son múltiples que pasan por el blanco, naranja, violeta… tricolores de mayor tamaño, bicolores… pero todas ellas definidas por ser en si mismas un disfraz. Son flores perfumadas, aunque dependerá de la variedad. La textura es ligera y de su sabor dulce, mentolado y un regusto al final que se mantienen con los pétalos en la boca a soto bosque. Su sabor se multiplica en la presencia de otras hiervas como la albahaca o aquellas más anisadas dando mucha más frescura a los platos.

Son las flores por excelencia para hacer cristalizadas, pero también para incluir en mantequillas, quesos, congeladas en un cubito de hielo, o como colofón de tostadas, ensaladas, platos dulces o saldos teniendo en cuenta sus matices.

Si bien parece que tiene una historia un poco oscura en cuanto a su nombre y usos, su origen se remontan a la zona Euroasiática y de ahí su expansión. En lo que todos parecen coincidir todas las referencias es en sus virtudes como planta utilizada para tratar afecciones cutáneas y respiratorias.

Una semana más y una lección más de las flores, dejémonos pues inspirar, sorprender y porqué no engañar para disfrutar de los placeres y privilegios que nos regala la naturaleza… y la vida ¿flores para qué os quiero? Y es que ¿cómo no os voy a querer?

No existen comentarios

Publicar un comentario