TUVIGÚ

Espinaca malabar: plenitud de sabor, textura y color

FLOW

Con este artículo de una planta curiosa, suman ya cuarenta los trabajos específicos acerca de las Flores Comestibles a cargo de Laura López Terrón (Flaura.es) y, en todos ellos, nos ha transportado a sensaciones y sensibilidades no tan fáciles de hallar en otros elementos de la naturaleza destinados para la gastronomía.

La floración de la intensa primavera continua y esta semana traemos a nuestra sección la flor de la Espinaca Malabar (Basela Alba) una flor oriunda de Asia y África que se cultiva cada vez más en climas cálidos y que, además de ser una planta preciosa, su sabor y sus propiedades culinarias no pasan desapercibidas.

Se trata de una planta trepadora que puede alcanzar hasta los dos metros de altura. Sus hojas pueden llegar a crecer como el tamaño de una mano con una textura mucilaginosa y el sabor característico de las espinacas.

En Tenerife es una planta que mientras tenga calor, un buen suelo y lugar para trepar se va dar con gran facilidad. Sus flores comienzan a salir en primavera. Se trata de conos alternos de flores hermafroditas en cuyo interior se gesta la semilla. La variedad rubra cuenta con tonalidades rojas en sus bordes y su jugo tiene un fuerte potencial tintóreo.

Aplicaciones culinarias. Carentes de aroma, su textura sorprende por tratarse de una fresca explosión de sabor verde, fresco y que directamente nos lleva al recuerdo verde de las acelgas o de las espinacas que consumimos normalmente.

Sus características organolépticas nos permiten jugar con ellas principalmente en fresco por su inusual forma, color y por su intensidad de sabor en boca. Ideal pues, para aportar ese punto singular de frescura y verdor. Combinaciones con semillas, calabacín, cúrcuma, huevos o sardinas pueden servir de punto de partida.

Destacar sus hojas, muy carnosas y de textura mucilaginosa que se pueden comer en crudo pero que, cocinadas al vapor, se convierten en un delicado vestido que abrace tanto verduras como carnes o pescados a lo que puede guardar en su interior.

Propiedades medicinales. Tanto sus hojas como sus flores son ricas en Calcio, Hierro, Vitamina A y C. Al tratarse de una planta mucilaginosa significa que cuenta con un alto contenido de fibra soluble, por lo que su consumo nos permitirá cuidar y mimar un poco más nuestras digestiones.

Espinaca malabar, además de un precioso descubrimiento se trata también de una planta para divertirse con ella en cocina mientras cuidamos de nuestra salud. Una semana más, ¿flores para qué os quiero? Y es que ¿cómo no os voy a querer?

Laura López Terrón

@flaura.es

*"Las flores tienen el poder de despertar, en aquel que las admira, su verdadera naturaleza". E. Tolle

www.mijardinsecome.com

 

 

LA_CHACHI

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario