HEINEKEN

El chef Jonay Hernández deja Flor de Sal para dedicarse por completo a La Vieja

SERVICIO_WHATSAPP

Queridos amigos:

Quiero comunicaros que, en este mes de noviembre, dejo la dirección culinaria ejecutiva de Flor de Sal, el restaurante que he venido dirigiendo en Camp de Mar (Andratx), desde hace 10 años. No ha sido una decisión fácil. Porque Flor de Sal fue el primer proyecto gastronómico personal que acometí en Mallorca, gracias a la confianza de la familia Cabau (que ahora es también mi familia), propietaria del hotel Bahía Camp donde se ubica el restaurante, y esto no se olvida nunca.

Por eso, lo primero es dar un enorme “gracias” a los Cabau, no sólo por darme la oportunidad de dirigir un proyecto fantástico, sino también por ofrecerme, con él, la coyuntura para crecer como cocinero y el tiempo para encontrar mi camino creativo, vinculado completamente a la Nueva Cocina Canaria, la cultura culinaria que amo por nacimiento y por convencimiento.

Me voy de la dirección de Flor de Sal porque, a pesar de que allí hemos creado una carta con fuerte influencia canaria, que en estos últimos 10 años ha sido la base de su éxito, el establecimiento requiere una mirada más amplia y yo, ahora, estoy mucho más dedicado a hacer crecer y dotar de la máxima intensidad mi corpus culinario en La Vieja, en Palma, cien por cien canario, aunque con los colores de los grandes productos mediterráneos.Y me voy también porque el hotel Aparthoteles Bahía Camp de Mar Suite va a acometer una gran reforma general y, por tiempos y logística, se hace imposible incluir la renovación del restaurante. Dicho esto, es más que probable que en unos dos años los Cabau aborden la adecuación de la cocina, y entonces estudiaremos la posibilidad de volver a allí, a partir de la evolución de La Vieja, con un proyecto mucho más identitario. Es por ello que éste no es un adiós definitivo, sino, posiblemente, un hasta pronto.

Dejar mis responsabilidades en Flor de Sal es, por fin, darme a mí mismo la oportunidad de dedicar todo mi tiempo a La Vieja, mi proyecto personal, con el que me identifico totalmente como chef y como canario y poder evolucionarlo hacia nuevos horizontes culinarios de excelencia. La Vieja es “mi casa”, es el Jonay más verdadero y maduro, y así lo ha entendido el público, que en un año y medio me ha permitido situarme como uno de los restaurantes más exitosos y con más proyección de Mallorca.

Aparte de insuflar fuerza y creatividad a La Vieja, la dedicación exclusiva a este proyecto que es el de mi vida, y gracias también al equipo de Flor de Sal, con el que seguiré vinculado, podré también comenzar a dar forma a posibles nuevos proyectos en Palma que me permitan ampliar la propuesta “La Vieja”, tanto en espacio como en posibilidades culinarias, a la vez que darme margen para mover mi cocina por todo el territorio nacional.

Quiero acabar dando de nuevo las gracias a la familia Cabau, a todos los clientes que nos han acompañado en Flor de Sal durante todo un decenio y a todo el equipo. Ha sido un privilegio poder trabajar, compartir y disfrutar con todos ellos.nY ahora comienza mi futuro, que deseo compartir con todos: La Vieja.

¡Un fuerte abrazo!

Jonay Hernández

FLOW
CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario