TUVIGÚ

Curcumina, un componente curativopara el eje intestino-cerebro

Banner-Campaña-1300x200

La curcumina es un polifenol natural de la cúrcuma a la que se asocian propiedades curativas en neurodegeneración y cáncer.
Además, recientemente, a este componente saludable parece mejorar las disbiosis intestinales que acabarían repercutiendo en un mayor bienestar cerebral.

La curcumina es un polifenol natural de la cúrcuma a la que se asocian propiedades curativas en neurodegeneración y cáncer. Además, recientemente, a este componente saludable parece mejorar las disbiosis intestinales que acabarían repercutiendo en un mayor bienestar cerebral.

La curcumina: anti-inflamatoria y más

La curcumina de la planta Curcuma longa se utiliza ancestralmente para la inflamación en la medicina tradicional ayurveda. También se utiliza como colorante alimentario, textil y hasta la industria cosmética.

En neurociencia, numerosos trabajos demuestran que ejerce una serie de acciones beneficiosas para el cerebro:

– Protege a las neuronas de lesiones.

– Mejora la regeneración de neuronas tras una lesión isquémica.

– Es beneficiosa para aliviar los síntomas de Alzhéimer.

A la curcumina también se le atribuyen propiedades anti-tumorales, en la diabetes y en las enfermedades autoinmunes.

¿Y qué hay del intestino? Curiosamente, cuando se administra oralmente curcumina se observa posteriormente que se acumula en altas concentraciones en el tracto gastrointestinal, indicativo de que pueda ejercer alguna acción a este nivel.

El diálogo de la curcumina con el intestino

En diversos estudios se ha observado que la curcumina interacciona con la flora intestinal. La microflora hace referencia a la ingente cantidad de microorganismos que habitan en particular en la zona del colon y que ejercen una gran variedad de funciones para la actividad del cerebro.

Algunos efectos constatados de la curcumina en el intestino son:

Mayor riqueza y variedad de la flora intestinal. Mejora en el equilibrio de las bacterias, lo que mejoraría las posibles disbiosis intestinales (es decir, los perfiles anómalos de los microorganismos). Aumento de las bacterias más favorables como son las Bifidobacterium y Lactobacilli.
Mejora de los desajustes provocados por colitis ulcerosa o intestino permeable. Acciones positivas en el cáncer colorectal. Efectos anti-inflamatorios en el intestino.

Nuevos derivados de la curcumina producidos por la microflora

Hay otro aspecto beneficioso en este diálogo de la curcumina con la microbiota intestinal. Se ha observado que la curcumina también se metaboliza por las bacterias del intestino, transformándose en otros derivados que pueden tener propiedades farmacológicas. En total, se han identificado unos 23 derivados de la curcumina metabolizados por los microorganismos intestinales, si bien aún no se conocen las propiedades de la mayoría de éstos. Por ejemplo, se sabe que los derivados de la curcumina se pueden unir a cobre o zinc, lo que fomenta la protección de las neuronas frente a síntomas de Alzhéimer.

Todos estos datos sugieren un gran potencial de la curcumina para “dialogar” de manera terapéutica con la microbiota intestinal y mejorar la salud.

Tomar una pizca de curcumina no es suficiente

Si bien la curcumina parece “el producto milagroso” hay que tener en cuenta por una parte que la mayoría de los estudios se han efectuado en animales de experimentación, usando dosis de hasta 500 miligramos por día. Ello querría decir que para que esta sustancia se considere farmacológicamente útil en los humanos debería ingerirse a razón de unos 4 gramos por día. Por otra parte, la curcumina se disuelve mal en agua, por lo que sería preferible diluirla en aceite o leche para que se absorba mejor y se metabolice.

Por otra parte, el consume de curcumina no se recomienda en personas que tomen AINES (anti-inflamatorios no esteroideos) o que tengan fragilidad en las arterias y venas o problemas de circulación ya que podría interaccionar y generar efectos adversos.

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario