TUVIGÚ

Cinco preparaciones en zumos que brindan una idónea hidratación

Banner-Campaña-1300x200

En primavera, nuestra compañera Beatriz Clavijo, en la sección de Salud y Bienestar de atlanticohoy.com, sugería ejemplos de nutrición introduciendo frutas y verduras en forma de zumos y así poder asimilar una gran cantidad de vitaminas y minerales.

En época de verano, cuando el calor aprieta, la hidratación es relevante y también pude ser momento ideal para comenzar a introducir en nuestra alimentación diaria esos zumos o licuados que nos aporten elementos esenciales para el organismo.

Lo ideal es darle preferencia al consumo de aquellas frutas y vegetales de temporada en cada momento, pues la naturaleza nos proporciona lo que necesitamos en cada estación.

Aparte de melón o sandías, por ejemplo, se puede optar por albaricoques, las cerezas, las ciruelas, las fresas, el aguacate, el limón, la papaya, la manzana, entre otras, mientras que las hortalizas como acelgas, el apio, la endivia, el pepino, la lechuga, la remolacha, la zanahoria, etc. suman grandes aportaciones para nuestra salud.

Reproducimos aquellas recetas de zumos ideales.

Manzana y zanahoria. El zumo de zanahoria y manzana nos aporta muchas vitaminas y minerales, tales como vitamina A, vitamina B12, fósforo y magnesio, entre otros. Contribuye a retrasar el envejecimiento celular, mejora la vista, favorece el correcto funcionamiento del sistema digestivo y reducen el colesterol.

Para su preparación para una persona, se requiere una manzana, una zanahoria, zumo de medio limón y un trozo de jengibre al gusto. Es ideal disponer de una licuadora, para sí poder disfrutar del zumo directo de estos vegetales.

Remolacha. La remolacha es uno de los vegetales más completos por excelencia, pues contiene fósforo, zinc, vitamina B6, magnesio, potasio, cobre, y manganeso, además de vitamina A, vitamina C, calcio y hierro. Entre sus principales beneficios destaca el aumento de la resistencia ósea y la mejora del sistema inmunitario.

Para su preparación para una persona, se necesita una remolacha, una manzana y una zanahoria. Se introducen los ingredientes en una licuadora y listo para disfrutar.

Papaya y naranja. La papaya contiene vitaminas del grupo B, altas cantidades de vitamina C, además de vitamina A y vitamina D. Constituye una fuente natural de fibra y contiene muchos minerales como el sodio, potasio, calcio, magnesio, fósforo, hierro, etc. Entre sus principales beneficios se encuentra su capacidad de mejorar el tránsito intestinal por sus altas cantidades de fibra y mejora la salud de la piel en su conjunto.

Para su preparación para una persona, se requiere un trozo de papaya, que variará en función de su tamaño y el zumo de dos naranjas. Se introducen los ingredientes en una batidora durante unos segundos y listo.

Kale y apio. La kale contiene gran cantidad de minerales, tales como como calcio, hierro, magnesio, potasio y zinc, así como vitaminas C, E, A y K. Contiene un alto grado de proteínas y fibra, así como ácidos grasos omega-3 y omega-6. Aporta innumerables beneficios como la mejora del funcionamiento del sistema inmunológico, el sistema digestivo y fortalece el sistema cardiovascular, entre muchos otros.

Para su preparación para una persona, se requiere un par de hojas de kale, dos ramitas de apio y una manzana. Se introducen los ingredientes en una licuadora y listo para consumir.

Melocotón y manzana. Este batido es ideal para aquellos amantes del sabor dulce. El melocotón, el cual es el ingrediente principal de esta elaboración, tiene muchas propiedades pues contiene gran cantidad de fibra y agua y tiene un alto contenido en carotenos. Posee vitaminas A, B1, B2, B6, C y E, así como minerales, como el calcio, potasio y fósforo, entre otros.

Para su preparación para una persona, se necesitan dos melocotones y una manzana. Introducimos los ingredientes pelados en una batidora y listo para disfrutar.

El momento ideal para consumir estos zumos, batidos y licuados es por la mañana, una media hora antes del desayuno para garantizar la plena absorción de sus vitaminas y minerales. Asimismo, se puede disfrutar de ellos entre comidas, ya sea a media mañana o a media tarde y así disfrutar de todos sus beneficios entre horas y saciarnos con su gran cantidad de nutrientes.

En definitiva, el consumo regular de zumos o licuados elaborados a base de frutas y verduras, nos ayudan a mejorar nuestra salud en términos generales, ya que contribuyen al aumento de nuestras defensas de manera natural, favorecen al sistema circulatorio, relajan el sistema nervioso, contribuyen a la buena salud del hígado y del aparato digestivo en su conjunto, entre otros muchos beneficios.

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

No existen comentarios

Publicar un comentario