TUVIGÚ

¿Apetece un café con hielo? Porqué no de Agaete o La Palma

Banner-Campaña-1300x200

Comentaba Víctor Lugo recientemente en La Finca de Las Lajas (Agaete, Gran Canaria) que en el Valle se ubican los únicos cafetales de Europa y por las condiciones orográficas y de temperaturas el grano o fruta puede presumir de una calidad icontestable.

El propio Lugo (quinta generación de la familia) resaltaba durante una visita al grupo de catadores del Agrocanarias de Quesos 2020 que el prestigio internacional ganado por este café se ha ganado a pulso y, en buena parte, por las visita de turistas extranjeros a los entornos donde crecen los cultivos y donde se encuentran los secadores. Eso sí, recordó que en La Palma y otras islas se está haciendo por recuperar este producto emblemático.

Precisamente hace algún tiempo en la Isla Bonita se están dando pasos para la producción de la mano de la Asociación de Productores de Café de La Palma, que trabaja adaptando las labores a sus particularidades y los aspectos vinculados a las variedades de café, control de la fermentación, tueste, etc., y que incluyeron también prácticas de cata de este producto.

Se trata de fomentar la diversificación de cultivos y la producción de cafés especiales y exóticos, como producciones de calidad para un nicho de mercado más exclusivo que ofrece nuevas oportunidades de negocio a nuestros productores.

 

El café fue introducido en Canarias en 1788 a raíz de la creación del Jardín de Aclimatación de La Orotava, popularmente conocido como Jardín Botánico de Puerto de La Cruz, en Tenerife, y desde aquí dio el salto al valle de Agaete. Aunque se cultivó en la mayor parte de la isla de Gran Canaria, el café de Agaete fue considerado como el mejor debido a las condiciones climáticas en las que se cultivaba.

Hasta mediados del siglo XX se mantuvo su producción, posteriormente la caída de los precios favoreció la producción de otros cultivos, pero se continuó cultivando por tradición en pequeñas cantidades para el consumo familiar.

En La Palma hay constancia de referencias escritas desde, al menos, mediados del siglo XIX, y fue uno de los productos que la Sociedad Económica de Amigos del País envió a la Exposición Universal de París de1867, hace ya 150 años. El café en la isla se ha venido cultivando durante todos estos años para autoconsumo y elaboración de licor. La mayoría de las plantas existentes han sido traídas por emigrantes retornados, primero de Cuba y más tarde de Venezuela, y ocupan, de forma aislada, los borde de algunas parcelas dedicadas a otros cultivos.

El café que se cultiva en Agaete cuenta con muchas virtudes ya que se caracteriza por la excelente calidad de sus semillas y por la flor que crece de esta planta, muy parecida al jazmín, que además tiene un agradable aroma. Dulce y afrutado, muchos expertos valoran y aprecian el café de esta zona de Gran Canaria.

FLOW

TAMBIÉN EN HULEYMANTEL.COM

CARTANET
No existen comentarios

Publicar un comentario